Mujer embarazada y cuidados en el embarazo



Recomendaciones para tomar el sol cuando estás embarazada

Evitar las horas centrales del día y aplicarse un protector solar de, por lo menos, entre 15 y 30 SPF son algunos consejos

Ni achicharrarse al sol ni huir de todos los rayos solares como si padecieras heliofobia. Si estás embarazada hay que extremar las precauciones normales que se toman a la hora de tumbarse al sol, pero sin dejar de tomarlo por completo, puesto que, si la exposición a los rayos solares se hace correctamente, tiene beneficios tanto para la madre como para el bebé.

tomar sol embarazada

Durante el embarazo, hay que cumplir a rajatabla la recomendación de no exponerse a los rayos del sol durante las horas que son más nocivas (11/12 horas hasta las 16 horas). También es indispensable aplicar de manera adecuada la protección solar, por lo menos cada dos horas y que debe tener como mínimo un factor de protección 15 SPF en el caso de las pieles más oscuras y curtidas y 30 SPF para las pieles más claras y vulnerables a quemarse.

Además, si hace mucho calor, la temperatura corporal, que ya es más elevada de por sí en las embarazadas, sube, por lo que un exceso de calor puede provocar, por ejemplo, un parto prematuro. En todo caso, no te tumbes, mejor siéntate en una silla o reclínate en una tumbona, puesto que la posición boca arriba puede generar que el bebé ponga presión en la vena cana, dificultando la circulación sanguínea.

Otro peligro de la exposición exagerada a los rayos del sol es que, según algunas investigaciones, los UVA y UVB pueden reducir los niveles de ácido fólico. También es posible que salgan manchas en la piel, sobre todo en la nariz y la boca, por culpa de los cambios hormonales, por lo cual esas zonas deben estar todavía más protegidas, además de ser aconsejable proteger el cabello para que el calor no lo debilite.

Entonces, ¿cuál es el lado positivo? Sí, a pesar de todas estas advertencias, también hay beneficios de relajarse al sol embaraza durante cortos periodos de tiempo: la piel absorbe más vitamina D, vital para extraer mejor el calcio de los alimentos y un buen fortalecedor de los huesos de la madre y del bebé. Los menores de madres que toman el sol durante la gestación crecen más y tienen mayor masa ósea, según un estudio de la Universidad de Bristol, en Reino Unido.

Su efecto de elevación del estado de ánimo, frenando la fatiga y evitando la depresión, también es un punto a favor de exponer los cuerpos de las embarazadas al sol, que, junto al aire, ayudan a preparar los senos para la lactancia. Para poder obtener todas esas ventajas con seguridad, la gama de fotoprotección Heliocare, de IFC, es una buena opción, por sus distintos productos protectores con diferentes texturas. Además su línea Helicocare 360º protege de todo el espectro de radiaciones dañinas conocidas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s