Mujer embarazada y cuidados en el embarazo


Category Archive

The following is a list of all entries from the fertilidad category.

Dudas frecuentes sobre la infertilidad

La infertilidad suele ser la causa más común por la cual no podemos quedarnos embarazadas. Hay que diferenciarlo de la esterilidad, que es la incapacidad total para concebir. La infertilidad es la incapacidad para concebir un embarazo después de un año de relaciones sexuales sin protección.

Entonces, ¿sabemos todo lo que hay que saber sobre la infertilidad?

–      La infertilidad afecta a más personas de las que creemos, aunque en general, 9 de cada 10 personas consiguen el embarazo en el primer año. Esto es, en torno al 10% de la población sufre de infertilidad.

–      Las causas más comunes suelen ser de carácter social (estrés, malos hábitos de vida, mucho trabajo) o de carácter médico (mala alimentación, consumo de alcohol y tabaco, enfermedades, etc)

–      La infertilidad mujeres suele acrecentarse con la edad. A partir de los 45 años, la fertilidad decrece y se hace más complicado tener un bebe.

–      En la pareja, ambas partes son causa de la infertilidad. En el 40% de los casos el problema es del hombre. En otro 40%, de la mujer y el 20% restante se da cuando los dos miembros de la pareja tienen problemas.

–      Lo más importante es, cuando se puedan tener indicios de infertilidad, acudir al médico para que nos aclare nuestra situación. Cuanto antes se sepa, antes se podrá poner remedio.

–      Hay casos en los que, teniendo hijos, la pareja se ha vuelto infértil. Esto es debido a que, como ya comentábamos, la infertilidad puede aparecer en cualquier momento por diferentes causas. El haber tenido hijos con anterioridad no te asegura que en un futuro sigas siendo fértil.

En cualquier caso, has de tener muy en cuenta que la infertilidad, tanto la masculina como la femenina, es tratable y se puede solucionar con ayuda profesional. Así que no lo dudes y si crees que puedes estar sufriéndola, no dudes en visitar a tu médico.

Anuncios

Técnicas para combatir la esterilidad

bebesymas.com

En la actualidad existen numerosas técnicas para combatir la esterilidad que pasan, en la mayoría de los casos y siempre que la concepción natural encuentra dificultades para producirse, por una serie de tratamientos cuyas características generales vamos a abordar a continuación.

Uno de los tratamientos más comunes es la denominada Inseminación Artificial Conyugal, que consiste básicamente en la introducción del semen del hombre en el aparato reproductor femenino cuando se encuentran dificultades para lograr el embarazo mediante las relaciones sexuales.

La Inseminación Artificial de Donante, como su propio nombre indica, se consigue con la donación anónima de semen por parte de un hombre, que es introducido a posteriori en la vagina de la mujer en un momento aproximado en el tiempo al período menstrual, como método para tener un bebé.

La Microinyección Espermática es otra de las técnicas que se utiliza para conseguir el embarazo y que consiste en la inyección de un espermatozoide en cada óvulo de la mujer con el objetivo de fecundarlos.

Por último, para el éxito de la Fecundación In Vitro, los especialistas unen en el laboratorio el óvulo de la mujer, previamente extraído mediante una punción, con los espermatozoides masculinos seleccionados por su calidad, de manera que, pasadas unas 48 horas, los embriones (tres como máximo) son implantados en la mujer para que el proceso siga su curso normal.


La infertilidad en la mujer

elmensajero.com.mx

Diversas son las causas que pueden provocar problemas fertilidad en el ser humano. Hoy trataremos algunos de los principales motivos que generan la infertilidad entre las mujeres, entre los que, al contrario de lo que se pueda pensar en un principio, se encuentra el sobrepeso, cuyo exceso afecta a la probabilidad de quedarse embarazada, ya que un elevado peso podría suponer un hándicap a la hora de tener un bebe, por lo que se suele aconsejar a las mujeres que desean concebir, que intenten mantenerse en los márgenes de su peso óptimo.

Otro de los principales motivos de infertilidad son los malos hábitos como el alcohol, el tabaco, el exceso de cafeína, etc. Esto es así porque, en general, son productos nocivos para la salud y, en consecuencia, también afectan a la mujer durante el embarazo.

En este sentido, aquellos productos que contienen un elevado nivel de sustancias químicas y que son poco naturales como es el caso de los congelados, los que son ricos en conservantes, etcétera, también disminuyen las posibilidades de que la mujer pueda quedarse embarazada.

Por último, y no por ello lo menos importante, las mujeres que deseen tener un bebe deben construir y mantener a su alrededor un estado tranquilidad y sosiego, evitando el estrés y sobresalto. Es decir, cuando se sufre mucho estrés o la jornada laboral es muy intensa, se merma significativamente la capacidad de quedarse embarazada.


Tratamientos de fertilidad

unoentrerios.com.ar

En primer lugar, y con el fin de tranquilizar a quien esté pasando por una situación difícil o que requiera uno de los múltiples tratamientos fertilidad que actualmente posibilitan a la pareja el sueño de ser padres, hay que decir que cuando en una pareja ha habido ya casos previos de abortos inesperados, la posibilidad de quedarse embarazada aumenta notablemente, ya que en gran parte de los casos se acaba produciendo un embarazo.

A la hora de estudiar los motivos que han llevado a la mujer a no quedarse embarazada, hay que comprobar que los ciclos de la futura mamá sean regulares, que las relaciones sexuales hayan tenido lugar dentro de los días de mayor grado de fertilidad en la mujer, que no exista ningún problema en las trompas, y, por último, que no se dé ningún tipo de alteración en el semen del hombre.

Así, la mayoría de los tratamientos de fertilidad se desarrollan específicamente para el hombre o la mujer según los resultados que hayan arrojado los estudios previos al comienzo del tratamiento, y que determinará si se trata de un proceso centrado especialmente en las dificultades para la concepción del hombre o la mujer, aunque en muchos casos la infertilidad en la pareja viene motivada por causas que incumben a los dos miembros.


¿Cómo calcular el periodo fértil?

En primer lugar conviene definir qué se entiende por periodo fértil. Este período es aquel en el que la mujer tiene más capacidad para quedarse embarazada. Sin embargo, no es un periodo estático, es decir, puede cambiar con los años. De la misma manera, tampoco afecta a todas las mujeres por igual, sino que puede haber algunas féminas a quienes les dure más y otras a quienes les dure menos o tengan mayores irregularidades.

Normalmente el periodo fértil suele comenzar el día anterior al día en el que se produce la ovulación y dura hasta 3 días después del día de la ovulación. Es decir, en total suma 5 días. Para saber exactamente cuando empieza, una buena manera puede ser midiendo la mucosidad cervical. Normalmente el día de ovulación suele producirse justo al día siguiente del momento en el que desaparece la mucosidad cervical.

Normalmente, también la temperatura corporal aumenta alrededor de medio grado durante los dos primeros días del periodo fértil, por tanto, este también es un buen modo de averiguar si se está en el momento de ovulación o este ya ha pasado.

Por último, otro método para averiguar el momento de la ovulación es a través de la orina. Si al orinar nos encontramos una sustancia llamada hormona luteinizante, esto significa que nos encontramos justo en el momento anterior a la ovulación.