Mujer embarazada y cuidados en el embarazo


Recuperarse del parto

Tras concebir embarazo y dar a luz, llega el momento de recuperarse del parto y de ponerse en forma. Tanto si has tenido un embarazo natural como si ha sido por cesárea, tendrás que llevar a cabo una serie de ejercicios y de cuidados para que vuelvas a recuperar cuanto antes tu forma física.

Tras un parto vaginal, podemos encontrarnos con problemas de incontiencia al orinar o de pérdida de placer sexual. Un simple ejercicio cada vez que vayamos al baño, puede mejorar estos problemas. Prueba a apretar y relajar los músculos de la vagina y el recto.

Si tras el parto se te ha quedado un abdomen flácido, nada mejor que ejercitar los abdominales. Pero no lo hagas antes de la primera semana tras dar a luz, ya que podría ser perjudicial.

De igual manera, una alimentación basada en verduras frescas y mucho líquido, te ayudará a que los puntos que te dieron, si te los dieron, no tiren tanto y se cierren antes. Así que también deberás olvidar los dulces durante un tiempo. En cambio, es recomendable aportar al organismo un suplemento de hierro, ya que durente el parto se pierde mucho. La carne roja te ayudará a recuperar un poco del mineral.

De igual manera, en la época de la lactancia es muy importante que tu cuerpo tome el suficiente calcio, ya que éste se verá rebajado en tu organismo. La leche, yogures o el queso serán una rica fuente de calcio.

Si en cambio tuviste un parto por cesárea y tienes algún problema, lo mejor que puedes hacer es acudir a un especialista, que te aconsejará y te ayudará mejor que nadie.

Anuncios

Consejos para un embarazo en verano

Llega el verano y con él, el calor. Una época calurosa para el embarazo si has pensado tener un bebe pero que no tiene que ser tan mala si seguimos algunos consejos que nos permitirán llevar un embarazo mucho más cómodo y placentero.

Por ejemplo, es muy importante llevar una dieta equilibrada, mucho más que de costumbre. El desayuno será una de las comidas más importantes del día, ya que te aportará una energía que seguramente necesitarás a lo largo del día. Igual de importante será tener una hidratación extra. Si ya de por sí es muy importante en verano, al estar embarazada lo será más. Y no te preocupes por la retención de líquidos. Más importante es tu salud y la de tu pequeño.

Por supuesto, evita las horas de máximo sol y practica un poco de ejercicio, pero de forma moderada. Unas brazadas en el mar te refrescarán y te servirán a la vez para ejercitarte, que no está de más.

Si estás de los últimos meses, lo mejor que puedes hacer es descansar y dejar que te cuiden. Pequeños paseos en las últimas horas de la tarde, cuando más refresca, te pueden ayudar a tener un mejor sueño. Pero sobre todo, que te mimen y que te tengan como una reina, que el embarazo no es sólo cosa de una.

Y no te preocupes, el verano es una época fantástica para estar embarazada.


Ponte guapa durante el embarazo

mujerglobal.com

A todas las mujeres nos preocupa nuestro físico e intentamos cuidarnos y mantener un  aspecto radiante durante todo el año, haciendo especial hincapié en los meses estivales, en los que se suele poner en marcha la llamada “operación bikini”.

Pues bien, durante el embarazo, la necesidad de cuidar nuestro cuerpo adquiere un papel más relevante si cabe, ya que, la mujer embarazada deberá cuidarse más que nunca para evitar secuelas estéticas a la postre engorrosas, especialmente en la piel.

Cuando se va a tener un bebé, hay que prestar una especial atención a las estrías, las manchas en la piel o la celulitis. Por ello, a parte de las recomendaciones que puedas recibir de tu ginecólogo, hoy te expondré algunas sencillas pautas de belleza para que tu cuerpo no se resienta durante el embarazo y vuelva a la normalidad en un corto período de tiempo tras el parto.

Lo primero que debe saber una embarazada es que cualquier crema no vale para prevenir los posibles efectos adversos de su estado en la piel y que, además, algunos de estos productos cosméticos pueden contener principios activos contraindicados para la gestación.

Por ello, a la hora de elegir las cremas a utilizar debes fijarte muy bien en que no contengan retinol, ácidos despigmentantes, aceites esenciales o algunas algas concretas, y, si tienes dudas, lo más aconsejable siempre será consultarlas con tu médico. En este sentido, aunque la celulitis sea uno de los peores enemigos durante el embarazo, las cremas anticelulíticas también se encuentran contraindicadas para este período, por lo que se deberán buscar alternativas.

Desde el momento en el que te confirman que vas a ser madre debes empezar con los cuidados. Los primeros aspectos que debes cuidar son las manchas y las tan temidas estrías. Para evitarlas deberemos aplicarnos regularmente, y antes de salir de casa, una protección solar y maquillaje con filtro UNA y UVB para evitar futuros cloasmas.

La mejor manera de evitar las estrías será aplicando dos veces al día, mediante masajes circulares muy suaves en abdomen, piernas y senos una emulsión emoliente, de jojoba o rosa de mosqueta, que proporcionará flexibilidad a la piel.

Como he indicado antes, no podemos utilizar anticelulíticos, por lo que necesitamos a toda costa evitar la retención de líquidos. Para esto, nos daremos un masaje con una crema hidratante mediante movimientos circulares en las piernas empezando por los pies; asimismo trataremos de mover las piernas mientras estemos sentadas, flexionando y estirando los pies.

Estos sencillos trucos nos servirán para evitar posibles daños futuros en la piel y sentirnos más a gusto con nuestro cuerpo en esta etapa.


La mujer embarazada ante el parto

Estamos en la recta final del embarazo, el momento del parto se acerca y los miedos en florecen en la mujer embarazada.

Son muchas las mujeres que temen el momento del parto, ya que aunque el ginecólogo mitigue nuestros miedos con sus explicaciones o nos cuenten el proceso de manera didáctica en los libros y artículos, el parto, sobre todo para las madres primerizas, sigue siendo ese gran desconocido.

Los miedos más comunes suelen ser los relacionados con el dolor, el no saber controlar los nervios, llegar tarde al hospital o, simplemente, que algo no salga bien. Debemos ser conscientes de que cuantos menos miedos sintamos, mejor preparadas estaremos para el parto.

Para menguar estos miedos y tranquilizarnos, lo primero que debemos hacer es informarnos y resolver con nuestro médico todas las dudas. En este sentido, asistir a los cursos preparatorios del parto e informarnos de la metodología de cada una de las etapas nos ayudará a reconocer las contracciones reales y perder así el miedo a, por ejemplo, llegar tarde al hospital.

Estar bien informada es la mejor manera de vencer todos nuestros miedos a la hora de tener un bebé. No dudes en preguntar acerca de las posibles complicaciones que puedan surgir durante el parto, informarte sobre la epidural, etcétera. Un conocimiento  profundo hará que seas más consciente del proceso por el que va a pasar tu cuerpo y ello te ayudará a enfrentarlo mejor.

Ante todo, sé positiva: si todas las pruebas de diagnóstico prenatal, los análisis y las ecografías que te han hecho durante el embarazo no han presentado complicaciones deberías tranquilizarte, ya que, apenas el 3% de los recién nacidos presenta algún tipo de problema.

Como decía al comienzo del post, la mejor solución para paliar el dolor es relajarse. El temor al dolor hace que los músculos estén más tensos y produce respuestas fisiológicas como un aumento del sudor y las palpitaciones. En cambio, aliviando el temor, evitamos todo esto y conseguimos que el útero vuelva a funcionar con normalidad, disminuyendo la sensación de dolor.

Para paliar este posible estrés, puedes plantearte la posibilidad de practicar algún tipo de deporte como el yoga o pilates, que no solo te ayudará a combatir el estrés, sino que además proporcionará a tu cuerpo el estado físico óptimo para el momento de ser madre.


Relajación para el embarazo

El embarazo es una de las etapas más difíciles para una mujer: los cambios hormonales, físicos, etcétera, hacen importante cuidar no solo la salud física sino también la salud mental.

Nunca se debe olvidar, que aunque ser madre es motivo de alegría, supone un cambio sustancial y radical en la gestante, por lo que los cuidados prenatales no pueden limitarse al aspecto físico.

En el primer trimestre, el más delicado del embarazo, es conveniente prestarnos atención a nosotras mismas, deberemos analizar los sentimientos que nos inquietan. Muchas veces es frecuente que la mujer embarazada tenga sentimientos encontrados sobre el futuro hijo, la alegría de ser madre a veces se ve empañada por los temores ante los cambios que se acercan. Miedos ante los cambios corporales, profesionales…ante la situación en general, por lo que en esta etapa es muy importante que su entorno, en especial el compañero, le incite a hablar de sus temores, dudas o fantasías. Si la embarazada padece en esta etapa hipersomnia o tiene fantasías sobre el aborto, no es motivo de alarma, ya que es más frecuente de lo que imaginamos, pero siempre es conveniente acudir a un profesional.

Generalmente nos bastará con acudir al ginecólogo, que nos dará consejos para disminuir la ansiedad y aconsejará sobre actividades que podremos realizar durante el periodo de gestación. Como decía en el post anterior, la gimnasia ayudará mucho a equilibrar tanto física como mentalmente a la embarazada, ya que se pueden realizar ejercicios como yoga o pilates que reducirán considerablemente el estrés. Tampoco se deben descuidar las relaciones sexuales con tu pareja, pues estas no suponen ningún peligro para tu bebe y hacen que liberes sustancias que aminoren tu ansiedad.

Si esta, la ansiedad, pasa de unos simples temores y crees que puedes caer en una depresión, no dudes en tomar las medidas convenientes y acudir a tu médico. Él te prescribirá el tratamiento adecuado. Nunca tomes medicinas por tu cuenta, si has de tomar algo, ya sea una simple tila o valeriana, consúltalo antes con el doctor, pues él te dará las pautas para poder sobrellevar la ansiedad creada por esta nueva situación.


Gimnasia para el embarazo

Todos sabemos que el deporte es saludable, mejora la circulación sanguínea, aumenta la capacidad torácica y, además, reduce el estrés. El deporte es bueno para todo el mundo, pero… ¿También para las embarazadas?

La respuesta es afirmativa. Una rutina de ejercicios puede resultar muy beneficiosa tanto para el estado físico como mental de la mujer embarazada.

Aunque el ejercicio resulte ser beneficioso, no puede realizarse de la misma manera que antes de la concepción, ya que, hay ejercicios que la futura mama no podrá realizar.

Antes de comenzar con los ejercicios físicos, se deberá controlar el punto en el que se encuentra el embarazo y el estado de la embarazada. Para comenzar a practicar ejercicio, lo mejor es empezar paseando o nadando moderadamente.

La mayoría de los médicos recomiendan las actividades físicas dentro del agua, como la natación e hidrogimnasia, ya que en este medio se propicia la disminución de la sensación de pesadez como consecuencia de que el cuerpo flota. Asimismo, la retención de líquidos y las molestias en la espalda notarán una mejoría considerable.

Otras actividades que se suelen recomendar son el yoga y pilates, que mejorarán nuestra flexibilidad y fortalecerán nuestros músculos, preparándonos así para el momento de tener un bebe. Otra alternativa divertida es el baile, siempre practicado con moderación.

Bajo ningún concepto las embarazadas deben realizar ejercicios en los que deban manejar peso, hacer abdominales o movimientos que conlleven rebotes, saltos, bajadas y subidas o cambios radicales de dirección.

Con estas recomendaciones, la futura mamá puede comenzar con el ejercicio, que además de mantener el buen estado físico y mental, también preparará a la mujer para ser madre en diversos aspectos, le ayudará a controlar la respiración durante el parto, así como a regular la grasa que se acumula durante este, de forma que una vez pasada la gestación, sea más fácil recuperar la forma física anterior.

La gimnasia ayuda durante y después del embarazo. Así que es conveniente practicarla, y si no te sientes segura, acude a tu ginecólogo, que te aconsejará los ejercicios más apropiados en función de tu estado y forma física.


La felicidad de la mujer embarazada

us.123rf.com

Se dice que es durante la gestación cuando la mujer embarazada se vuelve más bella y su aspecto manifiesta una gran felicidad, aunque es cierto también que el estado de buena esperanza conlleva también otros estados físicos y psicológicos como el aumento del cansancio y del sueño en la futura mamá.

Por ello, hoy quiero daros algunos consejos que mitiguen los efectos menos positivos y os hagan disfrutar al máximo de vuestro embarazo.

En primer lugar, es importante el hecho de seguir una dieta equilibrada en función de cada caso y el consumo abundante de agua, que permitirá que la digestión se lleve a cabo eficientemente y que la mujer pierda esa sensación de “pesadez” en su estómago.

Otro aspecto a tener en cuenta para la relajación es la práctica moderada de ejercicio físico durante esta etapa, que también beneficiará a la mujer de cara al momento del parto, además de la utilización de ropa holgada y un calzado cómodo.

Además, es importante sentirse atractiva durante el embarazo y, sobre todo, intentar vivirlo con la mayor ilusión del mundo, evitando los disgustos y las preocupaciones.




Cómo preparar tu bolso de cara al parto

mercadolibre.com.co

La mayoría de las mujeres que se disponen a dar a luz en pocos días se preguntan con frecuencia qué elementos o productos deberían incorporar en su maleta o bolso de cara al momento del parto.

Pues bien, hoy os quiero aportar algunas ideas y sugerencias de las cosas que podéis incluir en la maleta que vais a llevar al hospital y entre las que pueden estar, en primer lugar, uno o dos camisones que sean fáciles de poner y quitar para darle de mamar al futuro bebé fácilmente. Además, en cuestión de indumentaria e higiene también es aconsejable llevarse unas zapatillas de casa, una bata, algunos pares de calcetines y gel, champú, pasta dentífrica y todos los productos que a menudo utilices para tu higiene personal.

En este sentido, también os recomiendo que echéis en el bolso bragas de cintura alta y sujetadores especiales para el post parto, con el objetivo de afrontar de la manera más cómoda posible los cambios fisiológicos derivados del alumbramiento.

En cuanto a los documentos, no olvides incluir en tu bolso el DNI y los resultados de las últimas pruebas médicas que te hayas realizado.

Para el bebé, puedes llevar unas diez mudas para tener margen de cara a cambiarle de ropa cuando sea necesario, patucos o calcetines y mantas, dependiendo de la estación del año.

¿Vosotras qué opináis? Me gustaría que me comentarais si se me ha olvidado incluir algo en mi lista J


La alimentación de la futura mamá

Una de las cuestiones que una pareja debe plantearse antes de tener un bebe es evaluar cuáles son sus costumbres de vida actuales y si los hábitos que se llevan a cabo diariamente son los más equilibrados y saludables para la concepción.

Está comprobado que una alimentación correcta y adecuada de los futuros padres puede ayudar a incrementar las posibilidades de lograr embarazo, pero lo cierto es que es la dieta alimentaria de la mujer a la que se debe prestar especial atención, ya que es en la mamá en la que recaerá la tarea y fortuna de experimentar el desarrollo del embrión dentro de su vientre.

Por este motivo, la futura madre deberá realizarse revisiones periódicas con el objetivo de controlar que sus niveles de ácido fólico, hierro, cinc y vitaminas A y E sean los adecuados.

Aparte de estas cuestiones concretas, la mujer deberá llevar una dieta equilibrada que le ayude a obtener la energía necesaria en función de su edad y actividad, un consumo de proteínas que debe estar en torno al 15% de las calorías diarias recomendadas y una ingestión de grasas e hidratos de carbono que no deberá superar, aproximadamente, el 30 % del total de las calorías ingeridas en el primer caso y alrededor de un 55% en el segundo nutriente.

Si hay pocas ganas de cocinar siempre se puede pedir una saludable comida casera sin tener que levantarse del sofá gracias a la aplicación móvil de La Nevera Roja.


Consejos para quedarse embarazada

ysabelcarrion.wordpress.com

Es un hecho que no todas las mujeres tienen la misma facilidad para la concepción y el embarazo, pero también es un hecho que adoptando unas medidas y recomendaciones muy simples se pueden aumentar las posibilidades de lograr el embarazo para aquellas mujeres que, por un motivo u otro, llevan una temporada intentando tener un bebé y no consiguen quedarse embarazada.

Uno de los principales consejos que debe adoptar una mujer para lograr embarazo es mantenerse en calma y tranquilidad, alejada de cualquier tipo de pensamiento, perturbación o estrés que le pueda estar afectando en su vida cotidiana, laboral o incluso la presión o preocupación personal que le pueda estar causando el hecho de llevar un tiempo intentando concebir y no conseguirlo.

La realidad es que no todas las parejas a las que les cuesta más de lo normal tener un bebé tienen por qué iniciar un tratamiento de fertilidad o reproduccion asistida en una clínica. De hecho, en muchos de los casos la mera consulta al especialista y la recepción de algunas recomendaciones sencillas puede ser la solución al problema.

En otros casos, la imposibilidad para concebir viene determinada por alguna enfermedad o infección puntual que con una medicación simple puede combatirse y dejar a la pareja en condiciones para tener un bebé.

Además, si después de las primeras visitas al especialista se determina que la pareja no puede concebir de manera natural, existen numerosos tratamientos y técnicas sencillas y no muy costosas que permitirán al hombre y la mujer cumplir el sueño de la paternidad.