Mujer embarazada y cuidados en el embarazo


Ventajas de un seguro privado durante el embarazo

Aegon  - Seguros salud privados embarazo

El embarazo es, probablemente, uno de los momentos más importantes en la vida para las mujeres: la mayoría sólo quiere lo mejor para sus hijos desde el primer momento. Por eso muchas futuras madres optan por adquirir un seguro de salud privado que les dé cobertura durante el embarazo y el parto.

Son muchas las pruebas y atenciones médicas necesarias durante la gestación, por eso es importante elegir bien entre la oferta de las aseguradoras. Se pueden consultar los cuadros médicos en las páginas web de las mismas, determinando lo que queremos a través de un formulario que te permite elegir la localización, el tipo de seguro o la especialidad del facultativo. No sólo hay que tener en cuenta al ginecólogo, sino también los horarios y cercanía del centro.

Por otro lado es muy importante también tener en cuenta la atención sanitaria que tendrá el bebé. Normalmente, con la llegada de un nuevo miembro a la familia, las aseguradoras aumentan la cuota, por lo que conviene revisar bien las coberturas y los tratamientos a los que tenemos derecho.

Ventajas frente a la Sanidad Pública

Una de las ventajas que la Sanidad Privada ofrece y la Seguridad Social no, es la de poder cambiar de médico una vez elegido uno para nuestro bebé. También podremos elegir libremente el centro en el que dar a luz y optar por tener una habitación individual tras el parto.

Pero, sobre todo, otro punto fuerte de la sanidad privada en el embarazo es el de no tener listas de esperas para las pruebas y controles, que son bastantes: generalmente serán cada cuatro semanas hasta la semana 36, cada dos hasta la 38 y semanalmente hasta el final del embarazo.

Algunas de las más importantes son la primera ecografía para determinar si el feto está vivo (sobre la semana 12), si hay más de un embrión y si existen malformaciones.  También es importante la primera analítica para descartar Síndrome de Down y defectos del tubo neural, así como la ecografía morfológica de la semana 20. Más adelante, una prueba imprescindible es el test de 0’ Sullivan, para detectar posible diabetes gestacional.

La ecografía de la semana 34 y los análisis de la 35-36 también se piden siempre para controlar el correcto desarrollo del bebé y el estado de salud de la madre, así como el cultivo vaginal para la detección de estreptococo.

Finalmente, cuando se aproxime la fecha del parto, llegan las monitorizaciones fetales, que se repiten periódicamente hasta que nazca el bebé.

Anuncios

La alimentación de la futura mamá

Una de las cuestiones que una pareja debe plantearse antes de tener un bebe es evaluar cuáles son sus costumbres de vida actuales y si los hábitos que se llevan a cabo diariamente son los más equilibrados y saludables para la concepción.

Está comprobado que una alimentación correcta y adecuada de los futuros padres puede ayudar a incrementar las posibilidades de lograr embarazo, pero lo cierto es que es la dieta alimentaria de la mujer a la que se debe prestar especial atención, ya que es en la mamá en la que recaerá la tarea y fortuna de experimentar el desarrollo del embrión dentro de su vientre.

Por este motivo, la futura madre deberá realizarse revisiones periódicas con el objetivo de controlar que sus niveles de ácido fólico, hierro, cinc y vitaminas A y E sean los adecuados.

Aparte de estas cuestiones concretas, la mujer deberá llevar una dieta equilibrada que le ayude a obtener la energía necesaria en función de su edad y actividad, un consumo de proteínas que debe estar en torno al 15% de las calorías diarias recomendadas y una ingestión de grasas e hidratos de carbono que no deberá superar, aproximadamente, el 30 % del total de las calorías ingeridas en el primer caso y alrededor de un 55% en el segundo nutriente.

Si hay pocas ganas de cocinar siempre se puede pedir una saludable comida casera sin tener que levantarse del sofá gracias a la aplicación móvil de La Nevera Roja.


Consejos para quedarse embarazada

ysabelcarrion.wordpress.com

Es un hecho que no todas las mujeres tienen la misma facilidad para la concepción y el embarazo, pero también es un hecho que adoptando unas medidas y recomendaciones muy simples se pueden aumentar las posibilidades de lograr el embarazo para aquellas mujeres que, por un motivo u otro, llevan una temporada intentando tener un bebé y no consiguen quedarse embarazada.

Uno de los principales consejos que debe adoptar una mujer para lograr embarazo es mantenerse en calma y tranquilidad, alejada de cualquier tipo de pensamiento, perturbación o estrés que le pueda estar afectando en su vida cotidiana, laboral o incluso la presión o preocupación personal que le pueda estar causando el hecho de llevar un tiempo intentando concebir y no conseguirlo.

La realidad es que no todas las parejas a las que les cuesta más de lo normal tener un bebé tienen por qué iniciar un tratamiento de fertilidad o reproduccion asistida en una clínica. De hecho, en muchos de los casos la mera consulta al especialista y la recepción de algunas recomendaciones sencillas puede ser la solución al problema.

En otros casos, la imposibilidad para concebir viene determinada por alguna enfermedad o infección puntual que con una medicación simple puede combatirse y dejar a la pareja en condiciones para tener un bebé.

Además, si después de las primeras visitas al especialista se determina que la pareja no puede concebir de manera natural, existen numerosos tratamientos y técnicas sencillas y no muy costosas que permitirán al hombre y la mujer cumplir el sueño de la paternidad.


Técnicas para combatir la esterilidad

bebesymas.com

En la actualidad existen numerosas técnicas para combatir la esterilidad que pasan, en la mayoría de los casos y siempre que la concepción natural encuentra dificultades para producirse, por una serie de tratamientos cuyas características generales vamos a abordar a continuación.

Uno de los tratamientos más comunes es la denominada Inseminación Artificial Conyugal, que consiste básicamente en la introducción del semen del hombre en el aparato reproductor femenino cuando se encuentran dificultades para lograr el embarazo mediante las relaciones sexuales.

La Inseminación Artificial de Donante, como su propio nombre indica, se consigue con la donación anónima de semen por parte de un hombre, que es introducido a posteriori en la vagina de la mujer en un momento aproximado en el tiempo al período menstrual, como método para tener un bebé.

La Microinyección Espermática es otra de las técnicas que se utiliza para conseguir el embarazo y que consiste en la inyección de un espermatozoide en cada óvulo de la mujer con el objetivo de fecundarlos.

Por último, para el éxito de la Fecundación In Vitro, los especialistas unen en el laboratorio el óvulo de la mujer, previamente extraído mediante una punción, con los espermatozoides masculinos seleccionados por su calidad, de manera que, pasadas unas 48 horas, los embriones (tres como máximo) son implantados en la mujer para que el proceso siga su curso normal.


¿Cómo calcular el periodo fértil?

En primer lugar conviene definir qué se entiende por periodo fértil. Este período es aquel en el que la mujer tiene más capacidad para quedarse embarazada. Sin embargo, no es un periodo estático, es decir, puede cambiar con los años. De la misma manera, tampoco afecta a todas las mujeres por igual, sino que puede haber algunas féminas a quienes les dure más y otras a quienes les dure menos o tengan mayores irregularidades.

Normalmente el periodo fértil suele comenzar el día anterior al día en el que se produce la ovulación y dura hasta 3 días después del día de la ovulación. Es decir, en total suma 5 días. Para saber exactamente cuando empieza, una buena manera puede ser midiendo la mucosidad cervical. Normalmente el día de ovulación suele producirse justo al día siguiente del momento en el que desaparece la mucosidad cervical.

Normalmente, también la temperatura corporal aumenta alrededor de medio grado durante los dos primeros días del periodo fértil, por tanto, este también es un buen modo de averiguar si se está en el momento de ovulación o este ya ha pasado.

Por último, otro método para averiguar el momento de la ovulación es a través de la orina. Si al orinar nos encontramos una sustancia llamada hormona luteinizante, esto significa que nos encontramos justo en el momento anterior a la ovulación.


Claves para preparar la próxima maternidad

A medida que se acerca el momento del nacimiento del bebé y la tan ansiada maternidad, se hace necesario dejar todas las cosas preparadas para el momento del alumbramiento y llegada de un nuevo miembro a la casa.

Hay algunas claves que hay que tener en cuenta para dejar todos los preparativos listos sin caer en la obsesión o impulso constante por limpiar y ordenarlo todo una y otra vez, ya que se podría caer en lo que los expertos denominan como ‘síndrome del nido’ o preparar de manera irrefrenable el cuarto del bebé cuando ya lo tenemos todo ordenado.

Uno de los aspectos básicos a controlar de cara al nacimiento del bebé son las compras que se van a realizar y los regalos que queremos recibir de nuestros familiares o allegados, ya que esta generosidad puede ayudarnos a mitigar los gastos que trae consigo el cuidado del pequeño tras la concepción.

Además, a la hora de preparar la habitación del bebé, la mujer embarazada debe tener en cuenta las medidas exactas de la misma, así como la recreación de un ambiente cálido y agradable, en el que el pequeño pueda sentirse seguro.

Por otro lado, de cara a preparar todos los elementos que necesitará el bebé recién nacido, es importante llevarse al hospital al menos una toquilla, calcetines, un gorro, baberos, chupetes, gasas y al menos un par de trajes para cambiarle.