Mujer embarazada y cuidados en el embarazo


La mujer embarazada ante el parto

Estamos en la recta final del embarazo, el momento del parto se acerca y los miedos en florecen en la mujer embarazada.

Son muchas las mujeres que temen el momento del parto, ya que aunque el ginecólogo mitigue nuestros miedos con sus explicaciones o nos cuenten el proceso de manera didáctica en los libros y artículos, el parto, sobre todo para las madres primerizas, sigue siendo ese gran desconocido.

Los miedos más comunes suelen ser los relacionados con el dolor, el no saber controlar los nervios, llegar tarde al hospital o, simplemente, que algo no salga bien. Debemos ser conscientes de que cuantos menos miedos sintamos, mejor preparadas estaremos para el parto.

Para menguar estos miedos y tranquilizarnos, lo primero que debemos hacer es informarnos y resolver con nuestro médico todas las dudas. En este sentido, asistir a los cursos preparatorios del parto e informarnos de la metodología de cada una de las etapas nos ayudará a reconocer las contracciones reales y perder así el miedo a, por ejemplo, llegar tarde al hospital.

Estar bien informada es la mejor manera de vencer todos nuestros miedos a la hora de tener un bebé. No dudes en preguntar acerca de las posibles complicaciones que puedan surgir durante el parto, informarte sobre la epidural, etcétera. Un conocimiento  profundo hará que seas más consciente del proceso por el que va a pasar tu cuerpo y ello te ayudará a enfrentarlo mejor.

Ante todo, sé positiva: si todas las pruebas de diagnóstico prenatal, los análisis y las ecografías que te han hecho durante el embarazo no han presentado complicaciones deberías tranquilizarte, ya que, apenas el 3% de los recién nacidos presenta algún tipo de problema.

Como decía al comienzo del post, la mejor solución para paliar el dolor es relajarse. El temor al dolor hace que los músculos estén más tensos y produce respuestas fisiológicas como un aumento del sudor y las palpitaciones. En cambio, aliviando el temor, evitamos todo esto y conseguimos que el útero vuelva a funcionar con normalidad, disminuyendo la sensación de dolor.

Para paliar este posible estrés, puedes plantearte la posibilidad de practicar algún tipo de deporte como el yoga o pilates, que no solo te ayudará a combatir el estrés, sino que además proporcionará a tu cuerpo el estado físico óptimo para el momento de ser madre.

Anuncios

Cómo preparar tu bolso de cara al parto

mercadolibre.com.co

La mayoría de las mujeres que se disponen a dar a luz en pocos días se preguntan con frecuencia qué elementos o productos deberían incorporar en su maleta o bolso de cara al momento del parto.

Pues bien, hoy os quiero aportar algunas ideas y sugerencias de las cosas que podéis incluir en la maleta que vais a llevar al hospital y entre las que pueden estar, en primer lugar, uno o dos camisones que sean fáciles de poner y quitar para darle de mamar al futuro bebé fácilmente. Además, en cuestión de indumentaria e higiene también es aconsejable llevarse unas zapatillas de casa, una bata, algunos pares de calcetines y gel, champú, pasta dentífrica y todos los productos que a menudo utilices para tu higiene personal.

En este sentido, también os recomiendo que echéis en el bolso bragas de cintura alta y sujetadores especiales para el post parto, con el objetivo de afrontar de la manera más cómoda posible los cambios fisiológicos derivados del alumbramiento.

En cuanto a los documentos, no olvides incluir en tu bolso el DNI y los resultados de las últimas pruebas médicas que te hayas realizado.

Para el bebé, puedes llevar unas diez mudas para tener margen de cara a cambiarle de ropa cuando sea necesario, patucos o calcetines y mantas, dependiendo de la estación del año.

¿Vosotras qué opináis? Me gustaría que me comentarais si se me ha olvidado incluir algo en mi lista J